Gumendi

Gumendi. Productos ecológicos

Gumendi

Gumendi. Productos ecológicos

Agricultura Ecológica

AGRICULTURA ECOLÓGICA. Noticias

Laderas de Montejurra recupera la tradición de Tierra Estella

05/08/2010

Dicastillo es el municipio de donde procede el fiscal Emilio Valerio y donde, junto con Marlene García, decidió iniciar una nueva andadura empresarial con un objetivo claro: recuperar la tradición de su familia, dedicada al cultivo de la vid y el olivo.

Dicastillo es el municipio de donde procede el fiscal Emilio Valerio y donde, junto con Marlene García, decidió iniciar una nueva andadura empresarial con un objetivo claro: recuperar la tradición de su familia, dedicada al cultivo de la vid y el olivo. El resultado es Laderas de Montejurra, una empresa que practica la agricultura ecológica y biodinámica como paso previo a la elaboración de productos de alta calidad.

La vid y el olivo son dos cultivos muy arraigados en Tierra Estella, y también en Dicastillo, municipio donde tiene su sede Laderas de Montejurra.
Éste es el proyecto que Emilio Valerio Martínez de Muniáin y Marlene García iniciaron en 2004 con la idea de dar continuidad empresarial a la elaboración de vinos y aceites, labores que su familia había practicado en esa localidad generación tras generación. "Nuestra filosofía es conservar las practicas tradicionales de elaboración de vinos y aceites en nuestra comarca, con viñas en vaso, olivares de edad muy considerable...", puntualizan.

La forma con que Laderas de Montejurra conseguiría estos objetivos estuvo bastante clara desde el principio: se primarían ante todo la calidad del producto y el respeto al entorno natural. Y es que su impulsor, Emilio Valerio, muestra una gran sensibilidad por los temas medioambientales. También profesionalmente, como fiscal de Medio Ambiente en Madrid.

Así, ya desde el inicio de la actividad, se contactó con el CPAEN-NNPEK como entidad encargada del control y de la certificación de la producción ecológica en Navarra. No obstante, además de ecológica, la filosofía de Laderas de Montejurra también sigue las prácticas de la agricultura biodinámica, regenerando el suelo con compostaje natural, aplicando extracciones de plantas en dosis homeopáticas a los cultivos, respetando los ciclos lunares y solares en los cultivos... Todo ello, como apostilla el propio Emilio Valero, enmarcado en un contexto "de seguir con la tradición de cultivo y de cultura de nuestra tierra, otorgándole valor añadido con una marca". De hecho, Emilio Valerio y 700 Laderas de Montejurra son, respectivamente, las marcas bajo las que se comercializan los vinos y aceite de la variedad autóctona arróniz que se elaboran en la bodega y el trujal de Dicastillo.

En este sentido recuerda que "Tierra Estella tiene una vocación de respeto a la ecología muy fuerte, y buena parte de las empresas que se crean en el sector vitícola y del aceite son ecológicas, por lo que creo que empieza a ser una característica muy definitoria de la comarca".

Visión de futuro

El convencimiento por la decisión tomada es tal que Emilio Valerio asegura que "el futuro de la agricultura en Navarra, o al menos en esta zona, pasa en buena parte por lo ecológico". Y recuerda que en los últimos años ha aumentado considerablemente entre los productores la conciencia de que se debe cultivar sin productos químicos ni fitosanitarios y respetando la tradición, aspectos "que para conseguir vinos y los aceites de alta calidad son casi imprescindibles".

No obstante, desde Laderas de Montejurra no se mira exclusivamente al mercado ecológico. "En general nosotros no apostamos por el mercado ecológico del vino o del aceite. Simplemente vemos año tras año cómo las practicas naturales y biodinámicas, la riqueza del suelo, el respeto a la tradición y a nuestra cultura nos permiten competir muy bien en los nichos de Dicastillo es el municipio de donde procede el fiscal Emilio Valerio y donde, junto con Marlene García, decidió iniciar una nueva andadura empresarial con un objetivo claro: recuperar la tradición de su familia, dedicada al cultivo de la vid y el olivo. El resultado es Laderas de Montejurra, una empresa que practica la agricultura ecológica y biodinámica como paso previo a la elaboración de productos de alta calidad.

La vid y el olivo son dos cultivos muy arraigados en Tierra Estella, y también en Dicastillo, municipio donde tiene su sede Laderas de Montejurra.
Éste es el proyecto que Emilio Valerio Martínez de Muniáin y Marlene García iniciaron en 2004 con la idea de dar continuidad empresarial a la elaboración de vinos y aceites, labores que su familia había practicado en esa localidad generación tras generación. "Nuestra filosofía es conservar las practicas tradicionales de elaboración de vinos y aceites en nuestra comarca, con viñas en vaso, olivares de edad muy considerable...", puntualizan.

La forma con que Laderas de Montejurra conseguiría estos objetivos estuvo bastante clara desde el principio: se primarían ante todo la calidad del producto y el respeto al entorno natural. Y es que su impulsor, Emilio Valerio, muestra una gran sensibilidad por los temas medioambientales. También profesionalmente, como fiscal de Medio Ambiente en Madrid.

Así, ya desde el inicio de la actividad, se contactó con el CPAEN-NNPEK como entidad encargada del control y de la certificación de la producción ecológica en Navarra. No obstante, además de ecológica, la filosofía de Laderas de Montejurra también sigue las prácticas de la agricultura biodinámica, regenerando el suelo con compostaje natural, aplicando extracciones de plantas en dosis homeopáticas a los cultivos, respetando los ciclos lunares y solares en los cultivos... Todo ello, como apostilla el propio Emilio Valero, enmarcado en un contexto "de seguir con la tradición de cultivo y de cultura de nuestra tierra, otorgándole valor añadido con una marca". De hecho, Emilio Valerio y 700 Laderas de Montejurra son, respectivamente, las marcas bajo las que se comercializan los vinos y aceite de la variedad autóctona arróniz que se elaboran en la bodega y el trujal de Dicastillo.

En este sentido recuerda que "Tierra Estella tiene una vocación de respeto a la ecología muy fuerte, y buena parte de las empresas que se crean en el sector vitícola y del aceite son ecológicas, por lo que creo que empieza a ser una característica muy definitoria de la comarca".

Visión de futuro

El convencimiento por la decisión tomada es tal que Emilio Valerio asegura que "el futuro de la agricultura en Navarra, o al menos en esta zona, pasa en buena parte por lo ecológico". Y recuerda que en los últimos años ha aumentado considerablemente entre los productores la conciencia de que se debe cultivar sin productos químicos ni fitosanitarios y respetando la tradición, aspectos "que para conseguir vinos y los aceites de alta calidad son casi imprescindibles".

No obstante, desde Laderas de Montejurra no se mira exclusivamente al mercado ecológico. "En general nosotros no apostamos por el mercado ecológico del vino o del aceite. Simplemente vemos año tras año cómo las practicas naturales y biodinámicas, la riqueza del suelo, el respeto a la tradición y a nuestra cultura nos permiten competir muy bien en los nichos de mercado de los vinos de gran calidad y de valor adquisitivo más alto". Si bien es cierto que se lamentan por la desaparición de de las viñas antiguas en vaso, de la variedades garnacha y tempranillo, "que podrían ser nuestro potencial de diferenciación y de calidad".

Por eso, frente a la complicada situación que atraviesa el mercado, esta empresa cree que es el momento de "las pequeñas empresas", "de las producciones de alta calidad" y "de los mercados regionales", en este caso de Navarra y el País Vasco. "En nuestro caso, luchamos por estar presentes en muchos mercados, por darnos a conocer y fidelizar al consumidor, así como por tener una masa crítica que nos permita tener cierta permanencia".
mercado de los vinos de gran calidad y de valor adquisitivo más alto". Si bien es cierto que se lamentan por la desaparición de de las viñas antiguas en vaso, de la variedades garnacha y tempranillo, "que podrían ser nuestro potencial de diferenciación y de calidad".

Por eso, frente a la complicada situación que atraviesa el mercado, esta empresa cree que es el momento de "las pequeñas empresas", "de las producciones de alta calidad" y "de los mercados regionales", en este caso de Navarra y el País Vasco. "En nuestro caso, luchamos por estar presentes en muchos mercados, por darnos a conocer y fidelizar al consumidor, así como por tener una masa crítica que nos permita tener cierta permanencia".

Enlace: Ver web CPAEN

 

  • Compartir:

Servicios Gumendi

ALIMENTOS ECOLÓGICOS GUMENDI (GUMIEL Y MENDIA S.L.) gumendi@gumendi.es
Los Cabezos s/nº Apartado de Correos 69 31580 Lodosa - Navarra Tfno.:948 69 30 43 Fax: 948 69 46 71

certificaciones