Gumendi

Gumendi. Productos ecológicos

Gumendi

Gumendi. Productos ecológicos

Agricultura Ecológica

  • inicio > Agricultura ecológica

Agricultura ecológica. El huerto ecológico

22/09/2010

Se puede alegar que consumir productos biológicos o ecológicos resulta caro y no está al alcance de todos los bolsillos, pero hay que tener presente que los alimentos de producción convencional consiguen mantener precios bajos a base de mecanizar e industrializar los procesos de producción y, sobre todo, forzar las plantas cultivadas con infinidad de agroquímicos.

Día a día nos damos cuenta de la importancia de consumir alimentos frescos, sanos y ecológicos. Continuas investigaciones en todo el planeta dejan claro, por un lado, los beneficios de una alimentación sana y equilibrada, con abundancia de verduras y frutas frescas, y, por otro lado, advierten de los serios peligros para la salud, a corto y largo plazo, de la presencia en los alimentos de restos de plaguicidas y de infinidad de sustancias tóxicas que se han ido añadiendo en los procesos de producción, transformación o comercialización.

Escándalos como el de las vacas locas o los pollos con dioxinas son sólo la punta del iceberg de una industria agroalimentaria centrada en la obtención de los máximos beneficios al mínimo coste y basada en la mecanización de todos los procesos productivos y el uso y abuso de abonos químicos, herbicidas y plaguicidas, que fuerzan a la naturaleza a producir más allá de unos límites que permitirían mantener un mínimo equilibrio biológico y ecológico del entorno. A la negra marea de residuos tóxicos, cancerígenos o alteradores hormonales, con desastrosos efectos sobre la salud de los consumidores (y de los agricultores), se está añadiendo una larga lista de plantas modificadas genéticamente (OGM), con las que se promete aumentar la producción mundial de alimentos (aunque las experiencias de cultivos a gran escala demuestran que no es así), pero de las que se ignora por completo las posibles repercusiones negativas en cuanto a desequilibrios ecológicos y más aún en lo referente a la salud de los consumidores de tales productos.

Todo ello nos lleva a plantearnos la necesidad de consumir alimentos con garantía de producción ecológica, si realmente estamos preocupados por nuestra salud, la de nuestros hijos y la del planeta en su conjunto.

Por todo ello, el mayor precio de los productos ecológicos está más que justificado, pero cuando la precaria economía familiar no nos permite acceder a ellos nos queda el plantearnos su cultivo en función de nuestras posibilidades.

Muchos pensarán que esto es difícil o imposible, pero lo cierto es que, cuando se desea y se dispone de un espacio, por pequeño que sea, de algunos ratitos al día o a la semana y de un mínimo de información básica, resulta algo tan sencillo como gratificante, e incluso terapéutico, ya que, además de producir alimentos sanos y ecológicos, las labores en el huerto o en el balcón comestible suponen un acercamiento y un contacto directo con la vida y la naturaleza, al tiempo que realizamos el ejercicio indispensable para mantenernos sanos y en buena forma. En la práctica, un huerto familiar no requiere ni demasiado tiempo ni demasiado esfuerzo, aunque sí exige un mínimo de ganas de trabajar y cierta sensibilidad hacia la naturaleza.
 

MANEJO DE PLANTAS ADVENTICIAS. No se pretende la total eliminación de la vegetación espontánea, erróneamente denominadas "malas hierbas". El control de esta flora arvense debe integrarse en la estrategia global del manejo del cultivo, quedando relacionado con la rotación y asociación de cultivos, la utilización de abonos verdes, estiércol, etc. Se trata de crear un balance adecuado entre plantas adventicias y cultivos y que el rendimiento no se vea afectado.

INTRODUCCIÓN DE SETOS de flora útil (plantas aromáticas, compuestas, umbelíferas...), permitir el establecimiento de vegetación natural autóctona en las lindes, que conjuntamente diversifican el paisaje y sirven de refugio a insectos beneficiosos (fauna auxiliar), que controlan a otros insectos que pueden llegar a convertirse en plagas de los cultivos.

CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES

    * Prevención: la mayoría de las plagas y enfermedades de los cultivos se pueden prevenir con una buena planificación.
    * Empleo de variedades locales, ya que están mejor adaptadas al medio y son más fuertes frente a plagas y enfermedades.


Servicios Gumendi

ALIMENTOS ECOLÓGICOS GUMENDI (GUMIEL Y MENDIA S.L.) gumendi@gumendi.es
Los Cabezos s/nº Apartado de Correos 69 31580 Lodosa - Navarra Tfno.:948 69 30 43 Fax: 948 69 46 71

certificaciones